Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecer nuestros servicios y recoger datos estadísticos. Continuar navegando implica su aceptación. Más información Aceptar

Ruta fascinante por el corazón de Marruecos

Descripción de la ruta

Descubrir rutas por Marruecos es dejarse seducir por un sinfín de experiencias, tan diferentes como lo es el propio país: culturas vivas, encanto, naturaleza, tradiciones milenarias y medinas que transportan al pasado.

Hacer una ruta por Marruecos es algo apasionante, que ofrece la aproximación única a cada uno de sus rincones, donde entre especias y colores, es capaz de enamorar a cualquier viajero, una ruta fascinante por el corazón de Marruecos que te seducirá y atrapará con la cercanía y amabilidad de los marroquís, igual cual araña atrapa a un insecto incauto, viviendo momentos de gran belleza en el desierto del Sáhara.

Información general

  • Duración de la ruta: 7 días
  • Noche en alojamiento: 6 noches
  • Km de Distancia : 1.444 Km
  • Paisajes: Monumentos, medinas, palmerales, cañones rocosos y desierto
  • Vehículo : 4x4 privado y dromedarios
  • Monumentos y medinas

Itinerario de la ruta

Día 1

Tánger – Chefchaouen

Recogida en el aeropuerto o puerto de Tánger a la hora convenida para salir hacia Chefchaouen, el pueblo azul, situada al noroeste del país, en las montañas del Rif. Llegada a la ciudad que se vive en color azul y se pisa azul, sus calles recuerdan los pueblos andaluces, con sus callejuelas empinadas y sus escaleras que parecen que nos suban al cielo. Creada por los refugiados judíos y musulmanes que escapaban de Granada, del Al Andalous y que se instalaron en Chefchaouen, con su dolor y su pena de ser expulsados de su tierra, llevando consigo sus tradiciones y costumbres. La gran diversidad de colores de los variados productos de los bazares y de las tiendas, hacen un bonito contraste con el blanco azulado de la ciudad.

Día 2

Chefchaouen – Volubilis – Meknès – Fez

Salida de Chefchaouen, en dirección a Meknès, no sin antes pasar por las ruinas romanas de Volubilis.

A las ruinas se puede hacer la visita guiada si os apetece, contiene infinidad de restos arqueológicos y monumentos. Los más importantes son el foro, la basílica del siglo II y el templo de Júpiter, situados, según la costumbre romana, en lo más alto de la ciudad romana.

Después se continuará hasta llegar a Meknès, también llamada Mequinez, ciudad Imperial, declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco desde 1996, por la singularidad del complejo arquitectónico de esta capital del Magreb del siglo XVII, que combina elementos islámicos y europeos. Podréis pasear por sus calles para conocer la ciudad, acompañados de un guía oficial. Una vez hecha la visita, se retomará el camino hasta llegar a Fez.

Día 3

Fez

A primera hora de la mañana, se hará la visita de Fez.  Este es un día para disfrutar y dejarnos llevar por el tiempo, cada minuto de nuestro recorrido, será muy bien aprovechado, gracias al guía oficial que os acompañará en toda la visita guiada de Fez, dando las explicaciones pertinentes y pudiendo visitar los monumentos más emblemáticos de la ciudad, así como su medina, donde callejuelas serpenteantes y laberínticas, os conducirán a los barrios de artesanos, carpinteros, tintoreros… y como no, a la curtiduría de Chouara.

Tarde libre.

Día 4

Fez – Desierto del Sáhara (Merzouga)

Salida de Fez a primera hora de la mañana. Hoy es día de muchos kilómetros, pero serán recompensados por fantásticos paisajes del Atlas medio, donde se encuentra la ciudad de Ifrane, conocida como “la Suiza de Marruecos”, un pueblo de montaña con casas de estilo alpino y con un toque europeo. La ruta continuará por el Parque Nacional de Ifrane que recorrerá el bosque de Azrou, donde se ven imponentes cedros, nogales, encinas y si hay suerte, se podrán ver los monos salvajes, qué acostumbrados a la gente, van en busca de comida.

Seguirá la ruta por el puerto de montaña del Medio Atlas (Timahdit), hasta llegar a Zeïda, parada ideal para hacer un alto en el camino y comer en alguno de los muchos puestecillos que ofrecen carne a la brasa.

Nuestra dirección hacia el desierto del Sáhara hará que pasemos por el fantástico valle del Ziz, donde una inmensa extensión de palmerales va más allá de donde alcanza nuestra vista. También se pasará por la ciudad de Erfoud, llamada la “Puerta del desierto de Marruecos”.

Llegada a las grandes dunas de Merzouga, al desierto del Erg Chebbi, donde os estará esperando la caravana de dromedarios, para adentrarse en el corazón del desierto, y contemplar el atardecer.

Noche en campamento con las típicas haimas.

Día 5

Desierto del Sáhara (Merzouga) – Las gargantas del Dadès

¡Día para madrugar y ver el amanecer en todo su esplendor! 

Salida del desierto con el vehículo 4x4 hacia Rissani, ciudad de los antiguos nómadas, donde caminar por su mercado y ver su parquin de burros, la hace un lugar de lo más peculiar.

La ruta continuará hacia las gargantas del Todra, donde se podrá caminar un rato por los márgenes del río y disfrutar del magnífico cañón rocoso, sitio predilecto de los escaladores y destino turístico preferido en Marruecos.

Volvemos a tomar la carretera, pasando por inmensos palmerales hasta llegar a Boulmane Dadès. El valle del Dadès, ofrece una variedad de paisajes de gargantas y cañones, salpicado por pequeñas aldeas con sus plantaciones de olivos y almendros. Llama la atención la formación geológica llamada “Los dedos de los monos”, ante sala para llegar a las gargantas del Dadès.

Día 6

Las gargantas del Dadès – Ouarzazate

Salida de las gargantas del Dadès hacia Ouarzazate, capital del cine.

Se recorrerá el valle de las Rosas, conocido por la delicada flor que cultivan en sus tierras, la rosa de Damasco y es la más utilizada para elaborar toda clase de cosméticos. Continuará la ruta por Marruecos, por la nombrada ruta de las Mil Kasbah, la cual nos acercará al valle de Skoura, inmensos palmerales dominarán el paisaje hasta dar paso a una de las kahbahs más bonitas de todo Marruecos, la Kasbah de Amridil, también llamada Amerhidil, donde si os apetece podréis hacer la visita guiada.

El camino continuará hasta Ouarzazate, la ciudad del cine, el Hollywood marroquí, donde se encuentran los estudios de cine “Atlas Corporation Studios” en el cual se han grabado películas como Gladiator, Ásterix y Cleopatra, La joya del Nilo, y muchas otras conocidas.

Día 7

Ouarzazate – Kasbah Aït ben Haddou - Marrakech

A primera hora de la mañana se visitará la Kasbah de Aït Ben Haddou, que se encuentra a pocos kilómetros de Ouarzazate, la Kasbah está declarada Patrimonio Mundial de la Humanidad por la Unesco, y se hará la visita con un guía de la zona.

Desde aquí continuará la ruta por el Valle de Ounila con su paisaje maravilloso y sus pueblos bereberes, hasta la Kasbah Telouet, donde se puede visitar. En un tiempo lejano, en esta Kasbah hubo un grandioso Palacio, el de “La familia Glaoui", que fue construido sobre una antigua Kasbah que data del siglo XVIII, con el fin estratégico de poder controlar las minas de sal y el paso de las caravanas comerciales, que cruzaban desde la África negra por el Valle de Draa hasta las Ciudades Imperiales.

Se cruzará por el Alto Atlas, paso obligatorio para llegar a Marrakech y se pasará por el puerto de montaña Tizi’n Tichka (2260metros) que es el más alto de todo Marruecos. Se parará a descansar, donde se podrá saborear un té a la menta y visitar una cooperativa de mujeres productoras de argán, donde preparan todo tipo de cosméticos.

¡Llegada a Marrakech!

Solicita más información