Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecer nuestros servicios y recoger datos estadísticos. Continuar navegando implica su aceptación. Más información Aceptar
Volver

El valle del Ziz, al paso de muchas rutas por Marruecos

30-01-2019

Es curioso, que nadie le de la importancia que se merece el valle del Ziz, cuando es un valle realmente precioso. El valle del Ziz, se encuentra al paso de muchas rutas por Marruecos que quieren llegar al desierto de Merzouga, la mayoría de los viajeros que pasan, vienen de Fez o también, en el sentido contrario, de Erfoud hacia Fez.

Sin duda, el valle del Ziz merece un alto en el camino, y en la misma carretera encontraréis algún lugar donde poder parar el vehículo, y disfrutar del esplendor del paisaje.

No lo digo porqué sí, realmente se te corta la respiración ante tanto verdor, un lugar donde millones de palmeras conviven apretadas unas con otras, como en una gran comuna, ofreciendo verdes monumentos, donde aquellos transeúntes perdidos se resguardan bajo sus sombras, entre caminos polvorientos y al abrazo del río Ziz, que baña sus tierras.

En el valle del Ziz hay contados albergues, y no son de categoría superior, sino que son albergues sencillos, sin muchas pretensiones, pero con unas vistas excepcionales, es por eso, qué no se le da la importancia de incluirlos en rutas por Marruecos y pasar la noche aquí, pero…quien tenga la oportunidad, que la aproveche. Desde Dromedario Volador os aconsejamos disfrutar del valle del Ziz, donde todavía hay poco turismo y dará al viajero la ocasión para conocer el auténtico Marruecos.

Realmente el valle del Ziz es un sitio magnífico, entre palmeras y caminos, donde lo único que escucharás es el cantar de los pájaros y alguna que otra voz en la lejanía, eso para mí, se llama autenticidad. ¿Con quién puedes tropezarte por el camino? Pues…con un grupo de mujeres que van a las palmeras, o con una madre y su hijo pequeño, o con el burrito y su dueño, aquí no hay nada más que naturaleza, y… esas grandes gargantas, que se alzan como gigantes de piedra, haciendo todavía más grande el poder del entorno y mucho más pequeños a nosotros.

Hacia el sur, el valle del Ziz se va ensanchando para ofrecer vistas espectaculares: un frondoso palmeral como un calzo entre antiguos acantilados, que datan del Jurásico. ¿Os los imagináis los dinosaurios? ¡Increíble!

En el valle del Ziz, se cultivan las palmeras datileras, que dan unos excelentes frutos de las calidades de Boufegous y Mejhol, la recolección del dátil es el principal impulsor económico de la región para las familias bereberes del lugar.

También hay yacimientos geológicos y minerales en el valle del Ziz.

Si cruzas el valle del Ziz, te conducirá hasta la ciudad de Errachidia, capital de la región del Draa-Tafilalet, capital administrativa de todas las poblaciones del sud de Marruecos y ciudad claramente militar que sirvió de base a la Legión Extranjera Francesa hasta el año 1956, ciudad universitaria y comercial, que se construyó a principios del siglo XX.

Errachidia tiene aeropuerto, con vuelos regulares nacionales y charters, normalmente son vuelos que llegan de Fez o Casablanca, y es el aeropuerto más cercano para llegar al valle del Ziz y al desierto de Merzouga.

 

Artículos relacionados

¿Buscas el mejor tour por marruecos?

Envíanos tus datos y nos pondremos en contacto contigo.