Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecer nuestros servicios y recoger datos estadísticos. Continuar navegando implica su aceptación. Más información Aceptar
Volver

Venta de amor en Marruecos

23-05-2018

Después de tantos años de hacer tours por Marruecos, puedo asegurar que viajar a Marruecos se ha convertido en una ruta sexual para muchas mujeres, quizás es mejor no decir ruta sexual, porqué no sería cierto al cien por cien,  ya que no todas las mujeres vienen predispuestas a eso, lo dejaré como una ruta donde venden amor,  mi intención no es ofender a nadie.

Escribiendo estas palabras, estoy hablando como mujer, una defensora acérrima a la no maldad, y en contra de la venta de amor. Yo estoy casada con un marroquí y me considero muy afortunada de que nuestros destinos se cruzaran, por eso, soy del parecer que no se debe dejar escapar la ocasión de ser feliz, pero sí que debemos llevar los ojos muy abiertos y luego…ya se verá, cada pareja es un mundo.

Será por los tiempos en que vivimos, que hay tantas mujeres que se sienten solas? Será por la desinhibición que conlleva viajar? No lo sé! Pero sí que sé, que hacer una ruta por Marruecos, se ha convertido en muchas ocasiones, una oportunidad para vender amor.

Cada día más la sociedad vive de una manera acelerada, sin mirar quien vive al lado de su casa, haciéndose cada día más insensible al sufrimiento ajeno, convirtiéndose en mirones y espectadores del mundo, como si de una gran pantalla se tratara, atreviéndose a chatear con desconocidos por redes sociales, pero incapaces de dar los buenos días con una gran sonrisa a su vecino.

Mi historia de amor, ha hecho que muchas desconocidas me contaran su historia, contactando conmigo por redes sociales y eso me ha convertido en una luchadora de la venta de amor en Marruecos.

En Marruecos, exceptuando las mujeres de nuestra familia, me codeo fundamentalmente con hombres, en un ambiente masculino al cien por cien, y de verdad que escucho de todo en las conversaciones de los hombres, a veces consiguen enfadarme, otras alucino  y otras me río.

Conozco casos que han comenzado una relación por Facebook y hablan del hombre al cual han conocido en las redes, como si fuera su novio y ni lo conocen en persona! La verdad, es que una vez,  una mujer contactó conmigo para preguntarme por su pareja, a la que yo sí conocía. Ella lloraba y me explicaba, buscando desahogo en sus palabras y no sabéis la pena que me dio, no os lo podéis ni imaginar.

La crueldad de la venta de amor en Marruecos, no tiene límites, se ha convertido en un negocio, palabras de amor y sexo a cambio de dinero y cosas materiales.

Recuerdo lo que me explicó una amiga, ella hacía rutas por Marruecos muy frecuentemente. Salió unos días de ruta y se instaló en un hotel para dormir en el desierto. Por la mañana, cuando comenzaba a despuntar el sol y habiendo desayunado, se preparaba para salir por la zona y se percató en una chica gordita que estaba en una butaca del salón leyendo un libro, era una italiana, novia de un conductor/guía de tours por Marruecos. Mi amiga regresó ya bien avanzada la tarde y cuando llegó se encontró con la sorpresa de que la chica italiana, seguía sentada en la butaca, justo en ese momento, entró un chico con aires prepotentes, alzando la voz y claro está, hablando en árabe, el repetía constantemente la palabra “bagará” y mi amiga no pudo por menos, que preguntarle al propietario del hotel lo que estaba diciendo el hombre.

Sabéis que decía? Dónde está mi vaca! Bagará significa vaca.

Os imagináis pobrecilla, ella inocente esperando todo el día a ese idiota, para que luego la llamase así, y ella encima sin saberlo. Deprimente, verdad?

Conozco otros casos, que no dan nada pena, el turismo, hace que gente de todo el mundo haga rutas por Marruecos, y hay mujeres de todos los países, francesas, japonesas, españolas, americanas… En busca de sexo.

Que quieren? Sexo! Les da igual con quien. Sé de algún caso, por ejemplo el de una japonesa, que se acostó con varios de los guías de su grupo y entre los hombres, comentaban que esa era una ramera, que había acceso a ella sin ningún problema. Da igual de donde provengan las mujeres, lo importante es su actitud. Yo soy de la opinión que hay que hacerse valer y respetar, pero para ello, lo tienes que demostrar.

En Marruecos, las relaciones abiertas están prohibidas, pero las hay,  existe el sexo entre mujeres marroquís y hombre marroquís,  pero eso sí, a escondidas.

Y una extranjera,  es la diana perfecta, para la venta de amor en Marruecos.

¿Buscas el mejor tour por marruecos?

Envíanos tus datos y nos pondremos en contacto contigo.