Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecer nuestros servicios y recoger datos estadísticos. Continuar navegando implica su aceptación. Más información Aceptar

Ruta por Marruecos kasbahs y desierto

Descripción de la ruta

Esta ruta por Marruecos te da la oportunidad de conocer el Sur de este país, como si el tiempo te trasladara a otra época, visitando las antiguas Kasbahs que se mantienen gracias a unos pocos que cooperan en su mantenimiento, amando esta tierra y sus antepasados.
Antigua ruta de las caravanas que atravesaban el desierto del Sáhara y que procedían de Tombuctú.
Sin duda esta ruta por Marruecos es sumergirse en el silencio de los grandes espacios, sentir el viento, reconocer los sonidos del campamento y el gruñido de los dromedarios que reclaman su libertad, esa la libertad desmesurada que sobrecoge y que nos dejará en el recuerdo, una experiéncia única e inolvidable.


Información general

  • Duración de la ruta: 3 días
  • Noche en alojamiento: 2 noches
  • Km. De distancia: 1.190Km
  • Palmerales – Desierto – Dromedarios
  • Vehículo: 4x4 privado
  • Monumentos (Kasbah) - Museo del cine

Itinerario de la ruta

Día 1

Marrakech – Kasbah Aït Ben Haddou – Skoura – Las Gargantas del Dadès

Salida de Marrakech para dirigirnos a las gargantas del Dadès.

Una ruta por Marruecos que empieza recorriendo las montañas del Alto Atlas, un paso de montaña difícil y con curvas cerradas, el Tizi’n Tichka, con 2260 metros de altura. Es el paso más alto del Norte de África, que enlaza el sureste de Marrakech con la ciudad de Ouarzazate, y es el camino hacia la puerta de entrada, del desierto del Sáhara.

La ruta transcurre pasando por pequeños pueblos bereberes, aldeas que se asientan en las laderas de las montañas con su característico color ocre, logrando camuflarse con el paisaje y dificultando a nuestra vista, distinguir las casas de los amazigh, (bereberes) convirtiendo cada kilómetro recorrido, en una recompensa con magníficas panorámicas.

Se pasará por una cooperativa de mujeres, donde preparan aceite de argán y todo tipo de cosméticos y aceites, es el punto ideal para hacer un alto en el camino, descansar, y saborear un té a la menta o bien, degustar la buenísima “ommelette bereber”.

Una vez pasado el puerto de montaña, el paisaje se convierte en semi-árido y desértico, dando paso a la Kasbah de Aït Ben Haddou, donde podremos parar a comer tranquilamente y después visitar la Kasbah, Patrimonio Mundial de la Humanidad por la Unesco y lugar donde se han rodado muchas películas de Hollywood.

Una vez se visita la Kasbah la ruta continúa hacia las Gargantas del Dadès, pasando por la ciudad de Ouarzazate, la capital del cine, donde se encuentran los estudios de cine “Atlas Corporation Studios”, los más famosos de África, en el cual se han grabado películas como Gladiator, Ásterix y Cleopatra, La joya del Nilo, y muchas otras conocidas. Se pasa por el Valle de Skoura, llamada la “Ruta de las Mil Kasbahs” y por Valle de las Rosas.

Por la tarde llegada a las Gargantas del Dadès

Día 2

Las Gargantas del Dadès – El valle del Todra – Palmerales del Jorf- El desierto ( Erg Chebbi)

Se continúa la ruta por Marruecos por el Valle del Dadès, pasando por las gargantas del Todra, las más altas de Marruecos, donde se podrá caminar un rato por el margen del río, y disfrutando de un paisaje maravilloso.

Continúa la ruta en 4x4 hasta los palmerales del Jorf, donde se hace una parada para visitar unos canales que se encuentran bajo tierra, un sistema muy antiguo de riego que usaba la gente del pueblo para llevar agua a sus palmeras y sus huertos. Se pasa por la pequeña ciudad de Erfoud, conocida por la capital de los fósiles mineralizados, y por la tarde llegamos a las grandes dunas de Erg Chebbi, donde os espera la caravana de dromedarios para entrar al desierto y contemplar el atardecer.

Noche en campamento (haima)
Día 3

El desierto (Erg Chebbi) – Rissani –Nekob – Ouarzazate – Marrakech

Salida del desierto con el vehículo 4x4.

Continuará la ruta por Marruecos para dirigirse hacia Marrakech, pero…no sin antes, dando un pequeño paseo por Rissani, que es la antigua ciudad de los nómadas. Hoy es día de muchos kilómetros, nos dirigiremos hasta Nekob, un oasis con 45 “Ksur” de adobe, donde merece hacer una parada para tomar un té y descansar un poco y luego continuar la ruta por el Valle del Draa, cuyo nombre ha sido dado por el río que cruza todo este valle, el río Draa, el más largo  del sur de Marruecos, naciendo en el Alto Atlas y desembocando en la playa blanca de Tantan, en el mar Atlántico. Paisajes de palmeras, huertos, y pueblos, nos inundarán el camino hasta llegar a Aït-Saoun y Ouarzazate, donde otra vez, habrá que coger la carretera que atraviesa el Alto Atlas, paso único entre el desierto y Marrakech.

Por la tarde llegada a Marrakech y parada en donde nuestros clientes se alojen.

Solicita más información