Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecer nuestros servicios y recoger datos estadísticos. Continuar navegando implica su aceptación. Más información Aceptar

Ruta por Marruecos: De Tánger a Marrakech (12 días)

Descripción de la ruta

De Tánger a Marrakech, es una de las rutas por Marruecos más completas, y que ofrece al viajero, un sinfín de diferentes paisajes y visitas.

Una ruta por Marruecos para disfrutar de cada rincón y de cada momento, donde el andar, se convierte en un retroceso por la historia y la cultura del país. Caminos construidos por gastados adoquines, harán que nos perdamos por enrevesadas medinas; por ruinas que en antaño fueron ciudades romanas, que hoy en día, ya han sido olvidadas; pueblos levantados con la nostalgia de una tierra querida que nunca más se volverá a pisar, y de la cual no quieren olvidar, aquellas calles azules de Chefchaouen, que recuerdan a los pueblos andaluces.

Curtidores, ceramistas, tintoreros, carpinteros, todos ellos, repartidos por zigzagueantes callejuelas que se confunden con la marea de humanidad, entre aromas de incienso y de especias como la del ras el hanout, la mezcla de especias más famosa de Marruecos, que acompaña deliciosos platos de la gastronomía marroquí.

Allá donde vayamos nos agasajarán con un té con menta, una manera de endulzarnos la estancia y símbolo inequívoco de bienvenida.

Desde la ciudad imperial de Fez partiremos hacia el desierto del Erg Chebbi (Merzouga), donde viviremos la mejor e indiscutible de todas las experiencias de nuestra ruta por Marruecos. Paseo por las dunas con los dromedarios, noche en jaima en el desierto.

Visitaremos la Kasbah más importante de todo Marruecos, la Kasbah de Aït Ben Haddou, famosa por ser el escenario de muchas de las grandes películas de Hollywood.

Y luego…la divina Marrakech, la ciudad que hipnotiza y seduce a los viajeros, consiguiendo que nos fusionemos a su ritmo.

Y de Marrakech a Essaouira, en busca de playas y preciosos atardeceres.

Información general

  • Duración de la ruta: 12 días
  • Noches en alojamiento: 11 noches
  • Km. de distancia: 1.845
  • Paisajes: Monumentos, ciudades, medinas, playas, oasis, montañas y desierto
  • Vehículo: 4x4 privado y dromedarios
  • Monumentos, Kasbahs y medinas

Itinerario de la ruta

Día 1

Tánger – Tetuán – Chefchaouen

Recogida a nuestros clientes en el aeropuerto de Tánger, para empezar la ruta por Marruecos. Nos dirigiremos a uno de los lugares más bonitos de esta zona, a Cabo Espartel, en cuyo lugar se abrazan los dos mares, el Mediterráneo y al océano Atlántico, y donde si tenéis ganas, se pueden visitar las Cuevas de Hércules. Continuaremos la ruta hacia Tetuán, conocida con el sobrenombre de «La paloma blanca», donde tendréis tiempo para pasear un poco por la medina.

El camino seguirá hacia Chefchaouen, situada al noroeste del país, en las montañas del Rif. Una ciudad que se vive en color azul y se pisa azul, recuerda los pueblos andaluces, con sus callejuelas empinadas y sus escaleras que parecen que nos suban al cielo. Creada por los refugiados judíos y musulmanes que escapaban de Granada, del Al Ándalus y que se instalaron en Chefchaouen, con su dolor y su pena de ser expulsados de su tierra, llevando consigo sus tradiciones y costumbres. La gran diversidad de colores de los productos de los bazares y de la tiendas, hacen un bonito contraste con el blanco azulado de la ciudad.

¡Tarde libre para pasear por la ciudad!

Día 2

Chefchaouen – Meknès – Fez

Salida de Chefchaouen, la perla azul de nuestras rutas por Marruecos, para dirigirnos en dirección a Fez, pero antes de llegar a ella, haremos un alto en el camino y pasaremos por las ruinas romanas de Volubilis (Ualili).

Después, continuaremos hasta llegar a la ciudad Imperial de Meknès, también llamada Mequinez, declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco desde 1996, por la singularidad de su complejo arquitectónico, que combina elementos islámicos y europeos. Podréis pasear por sus calles, acompañados con un guía oficial.

Después de la visita, continuaremos la ruta hasta Fez, la ciudad más antigua de todo Marruecos. Fez, se creó en el año 789 por Idris I, fundador de la primera dinastía de Marruecos, y surgió de un núcleo moderado bereber, hasta la llegada de 8.000 familias que huían de la hasta entonces, la España musulmana.

Día 3

Fez (Visita guiada)

Después del desayuno, se hará la visita con guía oficial de la ciudad de Fez. Tendréis la oportunidad de admirar el Palacio Real, que al igual que la mayoría de las mezquitas, está prohibida la entrada, por lo que deberéis conformaros con contemplar su exterior. Se pasará por el barrio judío, para dirigirse a una de las torres de la ciudad, donde se obtiene la mejor panorámica de Fez. Se hará la visita a una fábrica de cerámica en las afueras de la ciudad, donde los artesanos, generación tras generación, trabajan el arte del zellige.

Se visitarán los principales monumentos y la medina de Fez, uno de los grandes tesoros de Marruecos.

¡Tarde libre en Fez!

Día 4

Fez – Desierto de Marruecos (Erg Chebbi)

Salida de Fez a primera hora de la mañana. Hoy recorreremos las montañas del Atlas Medio, donde se encuentra la ciudad de Ifrane, conocida como “la pequeña Suiza de Marruecos”, un pueblo de montaña con casas de estilo alpino y con un toque europeo. La ruta continuará por el Parque Nacional de Ifrane que transcurre por el bosque de Azrou, donde se ven imponentes cedros, nogales, encinas, y… si hay suerte, se podrán ver los macacos de Berbería, que, acostumbrados a la gente, van en busca de comida. Continúa la ruta hasta llegar a Zeïda, donde se parará a comer, en uno de los muchos restaurantes que ofrecen tajines y carne a la brasa. Nuestra dirección hará que pasemos por el fantástico Valle del Ziz, una extensión de oasis de palmerales, que va más allá de donde alcanza nuestra vista.

Cruzaremos por la ciudad de Erfoud, llamada “la puerta del desierto de Marruecos”, y como su nombre indica, es la antesala del desierto del Erg Chebbi, (Merzouga). Desde ese punto, la aventura empezará por la hamada, dejando una estela de polvo tras nuestros vehículos 4x4. A los pies de las grandes dunas, os estará esperando vuestra caravana de dromedarios, listos para dar un paseo por el desierto de Marruecos y así contemplar el atardecer en la cresta de alguna duna.  

Noche en el desierto de Marruecos en las típicas jaimas marroquís.

Día 5

Desierto de Marruecos (Erg Chebbi)

Hoy es día para conocer los alrededores del desierto. Oasis, dunas y hamadas, son los paisajes que nos acompañarán en nuestra ruta por el desierto de Marruecos. Recorreremos zonas del Erg Chebbi, y quizás, tengamos suerte y nos tropecemos con la hospitalidad de los nómadas, ofreciéndonos un té con menta, signo inequívoco de su bienvenida. 

Visitaremos el pueblo de origen sudanés, Khamlía, cuya gente proviene de los antiguos esclavos y son los herederos de la música Gnaoua. Su música de raíces subsaharianas consiste en el trance hipnótico, y sus bailes pretenden evocar a los santos protectores, para expulsar a los demonios y apartarse de todo mal.

Continuaremos por los alrededores del desierto de Marruecos, visitando la ciudad de los antiguos nómadasRissani.

Por la tarde regreso al hotel en el desierto.

Día 6

Desierto de Marruecos (Erg Chebbi) – Gargantas del Todra – Valle de Skoura

Salida del desierto en dirección hacia la población del Jorf, en cuyo lugar se encuentran las “Khettaras”, obras hidráulicas y modelos de gestión del agua muy curiosos, complejos y muy valiosos, que, sin duda alguna, son obras de gran sabiduría.

La ruta por Marruecos nos conducirá hasta las imponentes Gargantas del Todra, uno de los lugares más visitados del país, de peculiar belleza, por su grandiosidad y majestuosidad, una de las maravillas de la naturaleza, que ofrece a los escaladores y visitantes, una falla de 300 metros de profundidad.

Recorreremos la ruta de las Mil Kasbahs, hasta llegar a valle de Skoura, un paisaje cubierto de palmerales, que invita a los viajeros a pasear por oasis, cuyo pasado, abren la puerta de la Kasbah más bonita e importante del valle, la Kasbah de Amridil.

Día 7

Valle de Skoura – Marrakech

Salida de Skoura para dirigirnos a Ouarzazate, la ciudad del cine en Marruecos, y donde a pocos kilómetros de esta, se encuentra la maravillosa Kasbah de Aït Ben Haddou, cuyo lugar es Patrimonio Mundial de la Humanidad por la Unesco y donde tendréis tiempo para disfrutar de la Kasbah

Una vez hecha la visita a la Kasbah, continuará la ruta por el Valle de Ounila con su paisaje característico de pueblos bereberes en las laderas de las montañas, hasta llegar la Kasbah Telouet, antiguo punto estratégico del paso de las antiguas caravanas comerciales, que cruzaban desde Tombouctou.

Se cruzará por el Alto Atlas, paso obligatorio para llegar a Marrakech y se pasará por el puerto de montaña Tizi’n Tichka (2260metros) que es el más alto de todo Marruecos. Se parará a descansar y se podrá saborear un a la menta y visitar una cooperativa productores de argán, donde preparan todo tipo de cosméticos.

¡Llegada a Marrakech!   

Día 8

Marrakech

Después del desayuno, a las 9:00 de la mañana, desde el mismo Riad donde se encuentren alojados nuestros clientes, dará comienzo la visita guiada de Marrakech. Se realizará a pie, con un guía oficial y se visitarán los principales monumentos de la ciudad, así como la medina.

¡Resto del día libre en Marrakech! Dar paso a la locura de la Plaza de Jemaa El Fna.  

Día 9

Marrakech

Día libre en Marrakech para disfrutar de la ciudad a vuestro aire.

Día 10

Marrakech – Essaouira

Salida de Marrakech a la hora convenida, para dirigirnos a Essaouira, la ciudad de la costa atlántica que vive de cara al mar, de color blanco y azul, rodeada de murallas con sus entradas emblemáticas. Al norte la puerta de Bab Doukkala, y al este la puerta de Bab Marrakech, que da paso al recinto fortificado, un bastión que sobrevive a la historia y a los ataques de sus enemigos

Resto del día tiempo libre en Essaouira

Día 11

Essaouira

Día libre en Essaouira, para disfrutar a vuestro aire.

Día 12

Essaouira – Aeropuerto Marrakech

Salida de Essaouira a la hora convenida con nuestros viajeros. La ruta más corta y rápida para llegar a Marrakech, es hacerlo por autovía. Una vez hayamos llegado a Marrakech, nuestros viajeros tendrán tiempo libre hasta el momento de realizar el traslado al aeropuerto de Marrakech.

¡Fin de la ruta por Marruecos!

Solicita más información