Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecer nuestros servicios y recoger datos estadísticos. Continuar navegando implica su aceptación. Más información Aceptar
Volver

El pueblo ineludible si haces rutas por Marruecos, Chefchaouen

04-02-2019

Cualquiera de las rutas por Marruecos que te conduzcan a Chefchaouen habrá merecido el viaje. ¿Quieres pisar azul? ¿Quieres andar por el cielo? Así es Chefchaouen, un pueblo azul escondido en las montañas del Rif, al norte de Marruecos, relativamente cerca de Tetuán y de Tánger. Recuerda muchísimo a los pueblos andaluces de España, está claro que su historia a tenido algo que ver en el parecido.

La ciudad fue fundada en 1.471 en el emplazamiento de un pequeño pueblo bereber, la mayoría de su población eran musulmanes y judíos, exiliados de Al-Ándalus, que con su dolor y su pena construyeron algo similar a lo que les recordaba su tierra. Durante siglos fue considerada ciudad sagrada y cualquier cristiano tenía prohibida la entrada, bajo pena de muerte, la ciudad permaneció así de aislada, hasta que fue ocupada por tropas españolas en 1920.

Los españoles fueron expulsados al poco tiempo de Chefchaouen por Abdelkrim durante la guerra del Rif.

Andar por Chefchaouen, es ir en busca del cielo, cada paso que das, subirás o bajarás por calles empinadas que zigzaguean caprichosas al trazado irregular, cálzate bien, porque para andar por Chefchaouen es mejor ir cómoda, que acabar rodando hasta la plaza de Utta el -Hammam.

Pasear por Chefchaouen, es reconocer olores de pan recién horneado, es ver a las mujeres campesinas vendiendo sus verduras, es un bonito paseo donde el azul es el principal protagonista.

La Medina de Chefchaouen

La medina de Chefchaouen es tranquila, aquí no hace falta que vigiles tus espaldas por las motocicletas que pasan a toda velocidad, es una auténtica explosión de colores, a cada paso una parada que te atrapa con la artesanía del lugar, pañuelos, sombreros, etc.

De todas las rutas por Marruecos que conozco, aquí en la medina de Chefchaouen, es el único lugar donde he visto fumar el kif en pipa, con toda naturalidad, algo común en esta zona, ya que el cultivo de hachís es bien sabido, y la gente mayor está acostumbrada a ello.

Si quieres probar algo bueno, pide el queso jben, un queso fresco de cabra que es buenísimo para untar en pan.

La Plaza Utta el-Hammam

Es el centro neurálgico de la medina antigua, punto de encuentro de los lugareños y todas las calles de la medina, al final concurren en esta bonita plaza.

Es una plaza llena de restaurantes, y bonita para sentarse en alguna terraza, ya que tiene unas vistas espectaculares y como fondo la alcazaba de Chaouen, justo al lado de la Gran Mezquita. Esta Kasbah se puede visitar, contiene un museo etnográfico, pero sin duda, lo mejor de todo, es subir por sus torres de vigilancia para conseguir la mejor panorámica de Chefchaouen.  

Los lavaderos de Chefchaouen

Sin lugar a duda los lavaderos es un sitio que llama la atención, no porque tengan nada de especial, sino porque es como retroceder en el tiempo, donde antiguamente las mujeres hacían la colada en los lavaderos públicos del pueblo, aquí en Chefchaouen, todavía perduran estas tradiciones.

Mucha gente que está haciendo turismo en Chefchaouen viene hasta los lavaderos y se viste con la ropa típica y el sombrero para sacarse la mejor foto.

¿Buscas el mejor tour por marruecos?

Envíanos tus datos y nos pondremos en contacto contigo.