Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecer nuestros servicios y recoger datos estadísticos. Continuar navegando implica su aceptación. Más información Aceptar
Volver

Costumbres en Marruecos: Lo que debes y lo que no debes hacer en tu ruta por Marruecos

27-07-2017
Ya lo dice el refrán: “Donde fueras, haz lo que vieras”, y si vas a viajar a Marruecos no iba a ser menos. Hay una serie de cosas que tienes que tener muy en cuenta a la hora de hacer tu ruta por Marruecos, que se incluyen dentro de las normas mínimas de etiqueta y cortesía, y que difieren de lo que dentro del mundo occidental consideramos o no aceptable.

Marruecos es un país predominantemente musulmán, y por ello es importante modificar ciertas costumbres a la hora de vestir o de actuar cuando vas a hacer una ruta por Marruecos: la mujer debe procurar vestir con pantalones o vestidos largos, no exponer el escote y la espalda, etc. Esto no quiere decir que el hombre no haya de cuidar también su indumentaria, particularmente en lugares rurales o muy tradicionales. También está prohibido que los hombres usen prendas de mujer en el vestir. 

La mano izquierda se utiliza para actos “impuros”, así que en situaciones sociales hay que utilizar solamente la derecha: se saluda con la mano derecha, se come con la mano derecha…

Los infieles o no musulmanes tienen el acceso prohibido a las mezquitas, salvo escasas excepciones, como la de Hassan II en Casablanca.

El Corán prohíbe el alcohol, y no es costumbre general encontrar bebidas alcohólicas en cualquier bar o restaurante. Además, está tremendamente mal visto beber alcohol por tu cuenta en lugares y plazas públicos. Dicho en otras palabras, lo último que se nos ocurriría durante una estancia en Marruecos sería hacer “botellón”.

Quien tenga la oportunidad de comer con una familia marroquí ha de saber que normalmente no se usan los cubiertos sino las manos, y que además el plato principal se encuentra en una gran fuente en el centro de la mesa: no se sirve en platos individuales. Por supuesto, esto no quiere decir “comer a puñados”, ni coger la comida de la parte de la fuente que se encuentra frente a otros comensales. Hay que guardar la compostura y comportarse según las reglas de nuestros anfitriones.

Si en nuestros tours por Marruecos un marroquí nos invita a un té de menta, considerará de mala educación, e incluso se ofenderá si no lo aceptamos. Compartir un té de menta es un uso social de gran importancia.

Mostrar la sexualidad en público no es muy frecuente en Marruecos, y se considera irrespetuoso. Esto incluye besar o acariciar a la pareja en público… o lo que tradicionalmente en nuestro país viene conociéndose como “darse el filete”.

¡Cuidado con el Ramadán! Durante este periodo, los musulmanes deben ayunar entre el amanecer y la salida del sol. Solamente les está permitido comer y beber en las horas nocturnas. Este es un período de gran austeridad, pero si coincide con tu ruta por Marruecos, no importa, eres extranjero y los musulmanes no lo considerarán una falta de respeto si tú comes o bebes, otra cosa muy distinta es si vivieras allí, entonces lo considerarían como una falta grave de educación.
 

Entrar en una habitación con alfombras sin quitarse los zapatos no es respetuoso, particularmente si nos encontramos en zona rural o si estamos entrando en la casa de una persona de edad o muy tradicional.

Obvia añadir que si estamos en un entorno plenamente europeo, como en los salones de un hotel internacional o similar, no hará falta aplicar esta serie de normas, que son plenamente marroquíes. En caso de duda, el consejo es actuar siempre de forma discreta, observar lo que hacen quiénes están a nuestro alrededor e imitarles.

¿Buscas el mejor tour por marruecos?

Envíanos tus datos y nos pondremos en contacto contigo.