Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecer nuestros servicios y recoger datos estadísticos. Continuar navegando implica su aceptación. Más información Aceptar
Volver

Viajar mujeres solas por Marruecos

21-04-2015

De Casablanca a Merzouga (el desierto).

Ha sido una aventura inolvidable, un viaje que nos ha dado la oportunidad de conocer la zona de Ifrane y Azro, donde hemos visto magníficos paisajes, salpicados con enormes cedros y tropezándonos con monos que paseaban tranquilamente por la carretera.

Mucha gente, hacía paradas para darles de comer, pero a ninguna de nosotras nos entusiasmaba la idea y decidimos verlos desde lo lejos. Kilómetros y Kilómetros de color verde, hicieron de nuestro viaje, un lienzo en blanco que poco a poco iba añadiendo notas de color y formas, llegando a convertirse en una magnífica pintura.

 Paramos en Zeïda, una pequeña población donde cualquier sitio es bueno para que te preparen carne asada y comimos de maravilla, en una terraza sombreada, acompañadas de familias y bajo las atentas miradas de los curiosos, pero sin dar lugar a ningún contratiempo.

Reemprendimos nuestro camino hacia la ciudad de Merzouga y llegábamos cerca de las 7h de la tarde, el sol avisaba de los últimos rayos de luz, pero... nosotras, atrevidas, decidimos entrar en el desierto, conduciendo poco a poco, para no estropear el coche, ir con un utilitario por una pista es un poco "heavi", ya que aunque vayas lento, te arriesgas a quedarte atrapado y a nosotras nos pasó. El coche se quedó atascado al atravesar un río seco, pero enseguida tuvimos ayuda y conseguimos sacar el coche empujado por adultos y niños que sonreían.

Llegamos felices a nuestro destino!

Ha sido un buen viaje y aún mejor, una bonita experiéncia!

¿Buscas el mejor tour por marruecos?

Envíanos tus datos y nos pondremos en contacto contigo.