Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecer nuestros servicios y recoger datos estadísticos. Continuar navegando implica su aceptación. Más información Aceptar
Volver

Que ver en Asilah

13-06-2018

Me encanta perderme en la ciudad de Asilah y es por eso, que hoy voy a explicar que ver en Asilah. Para todas aquellas personas que estén planificando pasar unos días en uno de los sitios más bonitos del norte de Marruecos.  Esta es una de las rutas por Marruecos, convertida en parada predilecta, vas a poder disfrutar de playa con un largo y bonito paseo marítimo, vas a embobarte con las tiendas de la medina, ofreciendo todo tipo de artesanía, vas a comer de maravilla en los muchos restaurantes de pescado, que por cierto, más de uno, está regentado por españoles. En Asilah, también llamada por los españoles Arcila, te vas a sentir como en casa, ya que se palpa una gran influencia española, quizás es  por la cercanía de ambas tierras, que parece que se hayan fusionado y haya tenido como resultado esta coqueta ciudad que invita al caminante a recorrer su medina y ver los atardeceres.

Asilah, es una ciudad de artistas! Pienso que nació de una paleta de colores azules y blancos, donde el artista con su pincel iba salpicando de notas de colores la pequeña ciudad. Desde Dromedario Volador, aconsejamos visitarla en los meses de primavera y otoño, porque en verano está muy masificada de turistas y eso hace que pierda parte de su encanto.

Que ver en Asilah? Puedes dedicarle un día entero para descubrirla, pero…ten por seguro que aquello que más te atraerá está en el interior de la medina amurallada.

Murallas y medina de Asilah

La medina de Asilah, está rodeada de murallas de piedras, construidas por los portugueses en el siglo XV y toda ella se encuentra flanqueada por palmeras, lo que la ha convertido en el elemento más popular de la ciudad. Hay varias puertas, la más importantes son la puerta de la Tierra, Bab Homar, la puerta Bab Bhar, la puerta del Mar, y la puerta de Bab Al Kasbah, delante del cementerio muyaidin, entrando por esta última se alcanza la calle Alcazaba, donde se  encuentra la Mezquita Kebir, con su alminar octogonal y al frente de esta, el Centro de Hassan II, lugar de exposiciones y congresos sobre todo en verano cuando se celebra el Festival Cultural Internacional.

Los coloridos murales que se pintan cada año por las calles de Asilah, celebrando el Festival Cultural Internacional, dejan a su paso,  paredes que ensalzan el arte y el color, por lo que, a aquellos que les guste la fotografía, van a disfrutar sacando buenas fotos.  El bastión suroeste, es el mejor mirador para tener buenas vistas al mar y suele estar de bote en bote, durante las puestas de sol, desde este lugar se podrá divisar el mausoleo de Sidi Ahmed  Mansur (cerrado para los no musulmanes) y el cementerio muyaidin.

Adentrarse en la medina, significa perdernos por las callejuelas estrechas, pero las vistas siempre nos recompensarán, un momento u otro, tendremos magníficas vistas para deleitarnos. Perderse en la calle Comercio o de Al-Kharazine, para más de uno, es un gustazo y el camino de ronda hasta la torre de Bab Homar, hará que lleguemos hasta la zona de los restaurantes para calmar nuestra hambre y saborear pescado recién traído del puerto.

¿Buscas el mejor tour por marruecos?

Envíanos tus datos y nos pondremos en contacto contigo.