Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecer nuestros servicios y recoger datos estadísticos. Continuar navegando implica su aceptación. Más información Aceptar
Volver

Mezquita Koutobia

11-01-2015

Rodeada de palmeras y caminos de naranjos que te envuelven con su olor a azahar, te invitan a pasear por sus alrededores como si se tratara de una parada obligatoria para todo aquel que pasa por allá y así poder descansar bajo la sombra de la gran torre.

 Se construyó en el siglo XII bajo el reinado del sultán Abd Al-Muin de la dinastía almohadey, y en sus alrededores, al poco de estar acabada, se convirtió en una zona de sabiduría, ya que muchos libreros instalaron sus paradas de libros y manuscritos y así la Mezquita llegó a tomar el nombre de Kutubia o Koutobia, que en árabe significa la de los libreros (kutub significa libro).

Famosa por su minarete que hizo construir Yacoub el Mansour, la torre es el edificio más alto de Marrakech (77 metros de altura) y no porqué nadie no quiera quiera superarlo, sino porqué queda prohibido hacer edificios que lo superen. Tiene 17 naves que forman la sala de las oraciones sobre una planta rectangular de 60 metros de largo y 90 metros de ancho, y el patio central a su vez tiene dos pórticos con cuatro naves más a cada una de sus lados.

Verla de noche, con sus luces, sobrecoge el corazón de tan bonita que es, tan sencilla, tan desnuda, con sus ladrillos y sus líneas rectas, culminada con globos de bronce que hacen que tus hojos se queden embelesados mirándola, siempre como si fuera la primera vez que la ves. 

  • En rutas por Marruecos y… necesitas urgentemente un dentista en Marrakech
    10 ABR 2019

    En rutas por Marruecos y… necesitas urgentemente un dentista en Marrakech

    Si estás de rutas por Marruecos y necesitas urgentemente un dentista en Marrakech, lee el blog de Dromedario Volador, te facilitará las cosas.

  • Mezquita Koutobia
    11 ENE 2015

    Mezquita Koutobia

    No hay día que no mire la Koutobia sin pasarme desapercibida, es el emblema de la ciudad, ella te grita a lo lejos: "Estás en Marrakech" y su voz se asoma, como un canto, cinco veces al día para llamar a sus fieles a la oración.